22 abr. 2015

Bitcoin: Esa tonta fe ciega

Tomen asiento en esta nueva edición de Pulso Bitcoin para AvatarBTC que les mostraremos a continuación. Como en cada edición, Sr.Botones (@bittrading) os acompañare a través de este artículo.

El artículo de hoy “Bitcoin: Esa tonta fe ciega”, si bien viene con la intención directa de promover la critica (constructiva, no criticar por el mero hecho de criticar), la reflexión y la evaluación constante del entorno que rodea a Bitcoin, no del Bitcoin en sí mismo como protocolo, sino de todos los factores y agentes externos, que si se benefician de dicho protocolo, y que además juegan al margen de cualquier tipo de regulación.

Dentro de un entorno desregulado completamente, es el usuario el único juez y quien debe sopesar si un negocio/empresa/iniciativa o sus prácticas son licitas, son honradas, son éticas o simplemente… no son un “engañabobos”.



¿Qué pasa en un entorno regulado que no pasa en un entorno desregulado, cuáles son sus diferencias? En un entorno regulado, las empresas deben ofrecer de manera abierta información acerca del núcleo de su operación, de sus actividades, de sus dueños y de su plan de negocio con el fin, de en cierto modo, minimizar las posibilidades de “hacer trampas” mala praxis o estafa.

En un entorno desregulado completamente, el usuario se enfrenta a una lotería, sin más, cuando al hecho de depositar su confianza en un tercero se refiere. Una lotería, sí, porque al ser desregulado, ni la empresa tiene obligación de dar datos reales, ni de dar planes de negocio reales y para colmo, ni siquiera el propio usuario está protegido en caso de una mala praxis, estafa o “accidente”.

Es muy común dentro del amalgama de empresas que operan con Bitcoin el ofrecer “rentabilidades”, “datos”, “planes de negocio” y en general dar la apariencia de transparencia al estarle ofreciendo al público dichos datos y por consiguiente parecer una empresa honrada en definitiva…

…Lo que muchas veces el usuario medio no se percata es de que dentro del contexto desregulado en el que estas empresas juegan, ni tienen obligación, ni responsabilidad al ofrecer datos, cifras o planes de negocios falsos o inciertos ni , para colmo, en muchos casos , tienen siquiera responsabilidad legal sobre sus acciones.



Por eso, me llama mucho la atención ciertos movimientos del mercado (ventas a mercado grandes, de un único operador) y curiosamente, al poco tiempo sale algún anuncio de plan de negocio en el que, curiosamente, se plantea la venta (en los exchange, claro) de todo lo que se recaude… (Como pudiera ser el caso concreto de Factom, por poner un ejemplo muy reciente pero se podrían poner mas).

Amigo bitcoiner, estas empresas que “desvelan” sus planes, no te están dando un tipo/consejo gratuito para que formes parte de él y de manera altruista como la que más te beneficies de ello. Lo más probable, dado que no hay ningún tipo de responsabilidad legal al respecto dentro del sector Bitcoin, es que anteriormente a dicho anuncio la propia empresa haya hecho el movimiento, la operación en cuestión en el mercado y a posteriori publicado el anuncio…Con el beneficio, claro está para la empresa por los efectos del bulo.

Esto es terrible¡¡ ¿Cómo va a ser eso posible? Pues sí, es terrible, pero es la cruda realidad a la que el consumidor medio está expuesta en un mercado desregulado al 100%.... mentiras, mentiras, informaciones falsas o a medias y más mentiras. Y el caso es que la lista cada vez se nos hace más grande de las veces que “nos engañan”. Dentro de este marco actual, una empresa no tiene ni necesidad ni obligación y mucho menos responsabilidad ante cualquier cifra o dato que dé.

¿Es esto culpa de Bitcoin?

En absoluto, pasa en Bitcoin y pasaría en cualquier otra crypto que intentara hacerse un hueco de manera 100% desregulada. Dentro de la operativa con Bitcoin, existe un punto en el cual, han de mezclarse con las del mundo FIAT, que es el mismo punto en el que se construyen empresas, y estas, deben estar reguladas. Actualmente eso no es así y por ello mucha gente paga en muchas ocasiones las consecuencias.

Introducir palabras como fe dentro de un contexto (Bitcoin) el cual se mueve por matemáticas (hechos objetivos), a mí, personalmente, me parece inconcebible., pero es que realmente, el usuario en la inmensa mayoría de ocasiones ha de depositar fe en la empresa en la cual apuesta (y ya no fe en forma de expectativa como pronostico sino fe como concordancia y acuerdo con un pensamiento o filosofía de una empresa) y eso es un error estructural garrafal.



Necesitamos que los usuarios puedan confiar en la estructura Bitcoin, que cada vez es más amplia y mueve capitales mayores, pero para eso, tanto el usuario como el empresario/emprendedor deben de jugar con las mismas reglas de juego. Sino, pasa, ha pasado y pasara lo que cada X tiempo nos encontramos, un escándalo, un robo, un “accidente”, un cierre…. No nos lo podemos permitir porque en el fondo Bitcoin sin ser un esquema piramidal, permite que esquemas piramidales proliferen (o esquemas piramidales en forma de empresa bien vestida que cierra) y de hecho sean rentables (para quien lo crea, claro está) y eso es de todo menos una apuesta de futuro.


Animo a todos los lectores a que agudicéis el sentido analítico y examinéis, critiquéis y exijáis pruebas siempre que os sea posible y que cuanto menor sea la fe y mayores los datos, mejor será la evaluación y criterio a la hora de elegir una empresa u otra como opción de inversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario